Cómo influye la edad en la pérdida de peso

por | 17 Octubre, 2016

Recuerdo cuando mi hermano mayor me dijo una vez que, con el tiempo, perder peso es mucho más complicado. Yo tenía unos 20 años y no le di demasiada importancia. Por aquella época había empezado a adelgazar y logré perder en unos meses un montón de kilos. Fue mucho más fácil de lo que pensaba. Casi sin esfuerzo, siguiendo un patrón alimenticio (bastante radical, eso sí) los kilos desaparecían como por arte de magia. Me pesaba cada semana y siempre perdía algo. “Coser y cantar”, pensé.
Años más tarde volví a intentar perder peso. Solo eran unos cuantos kilos, no tantos como la primera vez. Tenía algunos acúmulos grasos en determinadas zonas y era el momento de adelgazar un poco más. Seguí el mismo patrón que la primera vez pensando que sería todo “coser y cantar”. Nada de eso. Los tiempos cambian.
Existen razones biológicas que explican, al menos parte, el hecho de que sea más difícil adelgazar a medida que cumplimos años. La glándula pituitaria es la encargada de generar unas hormonas que, entre otras cosas, son las responsables de mantener el tono muscular. A medida que nos hacemos más mayores, esta glándula empieza a ‘relajar’ su labor.
De cualquier forma, en mi opinión también influyen de forma decisiva los cambios de hábitos. Muchas personas no pueden (o no quieren) tener una vida más sedentaria debido a múltiples causas, pero esencialmente al trabajo. Buena parte de los trabajos nos obligan a estar sentados muchas horas. Los hábitos alimenticios también tienden a empeorar en muchos casos productos de una vida más exigente en el que las prisas son la nota dominante.
Pero tampoco es cuestión de echarle la culpa “a la vida”. Está claro que me costó mucho más perder aquellos acúmulos grasos, que tuve que enfocar de forma diferente la dieta a como lo había hecho con 20 años. Me encontré con el efecto contrario en el peso. Cada vez que lo miraba estaba igual (o peor) y era muy frustrante. Por eso conviene mentalizarse. Mi hermano tenía razón, y no le escuché: adelgazar es mucho más difícil a medida que cumples años.